Andy en Morelia: Ovación y 2 orejas.

Escrito por Rocio Fernández. Posteado en En el Ruedo, Galería, Galeria en el ruedo, Noticias

En la Monumental plaza de toros de Morelia, que registró casi un lleno total, en festejo nocturno, se han lidiado dos toros de Pablo Moreno, muy buenos;  y seis de Torreón de Cañas, que resultaron mansos y descastados.

Esta noche la inobjetable maestría del gran rejoneador español, Andy Cartagena, ha brillado en el coso monumental moreliano. Si bien es cierto que en su primero ha estado bien, dejando en claro los alcances que ha llegado y que como todo artista continúa en evolución, mostrando el gran jinete que es y, con ello, el inspirador dominio en lo que al arte del rejoneo se refiere.

No obstante, lo mejor fue en su segundo, cuando después de haber caído de la cabalgadura, producto de la mansedumbre con genio que desarrolló el pésimo astado, quedando peligrosamente frente al burel; Andy demostró la casta torera que posee, la gran entrega y el gran sitio de maestro, se levantó para triunfar, recreando una faena de gran lucimiento. Inició imponiendo un rejón de castigo al de Torreón de Cañas, el cual de inmediato  mostró la mansedumbre, reto a superar, que el caballero Cartagena, consiguió por la impecable técnica que posee, así como por la solidez de su arte.

Hizo todo para encelar al astado y conseguir que deambulara por el redondel, utilizando  la bandera del rejón de castigo hasta lograr que el toro estuviera metido  en el caballo. Ya con las banderillas, hizo gala de la alta escuela que atesoran  sus  caballos, ejecutando la suerte y toreando  en todo momento, Andy, quien ha estado en maestro dejando la apasionada entrega; mientras el público asistente emocionado fue conducido al éxtasis por su actuación entre gritos de ¡torero! ¡torero!

Esta noche, Andy Cartagena, cayó de pie ante el exigente público de Morelia en la tradicional Corrida del día de muertos, que años hacía no lucía una plaza con tanta gente, y que ha quedado satisfecha por esa pasión y entrega del gran rejoneador español.

Dejaría un rejón de muerte en buen sitio, que ha sido suficiente para que claudicara el astado, y así pasear con gusto y la satisfacción que da la entrega a raudales, las dos merecidas orejas que se han exigido tras mostrar la solidez de su arte.

Al final, salida por la puerta grande de la Monumental de Morelia, ante el notable reconocimiento del respetable.

 

Etiquetas:, , , , , , , ,

"Trackback" Enlace desde tu web.